Vecinos de Loma del Medio reclaman por agua y energía eléctrica

Las 8 familias que se encontraban en la ocupación del Mirador del Azul y que fueron reubicadas en el barrio Los Ñires, en Loma del Medio, reclaman poder tener acceso a agua y energía eléctrica. Actualmente, al igual que el resto de los vecinos del sector, para obtener agua, dependen de un camión que pasa por el camino principal, 3 veces por semana y deja 100 litros por familia.

Raquel, una de las vecinas reubicadas explicó que “nosotros venimos del Mirador y cuando nos reubicaron nos prometieron que nos iban a dar un terreno con luz y agua y la realidad es que no fue así”.

“Para alumbrarnos, los que podemos tenemos alguna batería y el agua la tenemos que ir a buscar a 300 metros, sobre el camino principal por donde pasa los lunes, miércoles y viernes un camión contratado por el Municipio y que nos deja 100 litros por familia” relató.

La vecina indicó que “con esa cantidad no hacés nada, si pensás que te tiene que durar 2 o 3 días, para cocinar, bañarte, lavar la ropa y es una necesidad básica” señalando que “es muy triste cuando tu hijo capaz te pide una leche caliente y no tenés agua y hay que salir a pedir a algún vecino”.

Los días de reparto de agua se puede ver como todo a lo largo del camino principal de Loma del Medio, los vecinos esperan con bidones y carretillas, esperando por el vital fluido.

“También nos habían prometido ripio y mandar una máquina para limpiar el callejón, pero eso tampoco llegó y vamos abriéndolo de a poco con el trabajo de todos los vecinos, pero cuando empiecen las lluvias sino se va a hacer muy difícil transitar” explicó.

El lugar carece de fuentes de agua por lo que según indican “la solución sería contar con algún reservorio o por lo pronto, que el camión llegue más cerca de las viviendas para no tener que estar caminando tantos metros cargando los bidones principalmente para la gente mayor o las mamás solas”.

Finalmente expresaron que “la semana pasada fuimos al Municipio para obtener una respuesta, pero por estos días nos tenían que contestar, pero aún no nos han llamado”