Zonas afectadas por los incendios: “Ya pasó un mes y todo sigue igual”

Ya ha pasado más de un mes desde que los incendios forestales asolaran nuestra región y en numerosos sectores principalmente de Las Golondrinas y El Hoyo los vecinos continúan sin tener una respuesta en cuanto a la restitución de servicios tan básicos como son el agua y la energía eléctrica.

Eugenia Fagnan, cirujana del Hospital de El Bolsón y una de las vecinas de Las Golondrinas que lo perdió todo durante los incendios, expresó a través de redes sociales: “A más de un mes del incendio y de la perdida de nuestros hogares, todo sigue igual, la gente que no perdió su casa ahora vive sin luz y algunos sin agua”.

“El intendente dice que arreglar esto va a llevar meses, pero mientras tanto ni siquiera una persona limpiando las calles” señaló.

“Postes y transformadores tirados, agua corriendo por las calles, desperdiciada. Parece que no existimos para este gobierno, estamos a la deriva, abandonados. El intendente promete relleno para los terrenos y tanques de agua que nunca llegan”.

Se sabe que los tiempos de la administración pública no son los mismo que necesitan los vecinos damnificados, pero los mandatarios, tanto a nivel municipal, provincial y nacional deberían hacer un esfuerzo mayor por estar a la altura de la situación.

Por parte del Gobierno Provincial de Mariano Arcioni, responsable de la red eléctrica no ha cumplido con lo dicho a la prensa por sus propios ministros el día después de los incendios, donde señalaban que demandaría 15 días restablecer el servicio eléctrico y que para ello se traerían cuadrillas de la Dirección General de Servicios Públicos de otros puntos de la provincia o se solicitaría personal y maquinaria a otras empresas de energía.

Esto nunca sucedió. Es más, a un mes del incendio, los postes continúan tirados, los cables por el piso y los transformadores derramando sobre el suelo sus aceites refrigerantes, de los cuales los vecinos sospechan que podría ser PCB, altamente contaminante y cancerígeno.

Y mientras tanto, cientos de familias deben enfrentar el comienzo de las épocas de mayor frio, sin servicios tan básicos como son el agua y la energía eléctrica.